Poesía, nostalgia y color : Jessica Backhaus

Si hay una fotógrafa que de vida a las “naturalezas muertas” es Jessica Backhaus (de hecho, me inclino más por la traducción en inglés, still life, ya que hay más vida en algunas fotos de bodegones que en algunos retratos… ).

Conocí a Jessica en Paris Photo 2009, cuando exponía imágenes de su serie One day in november en la galería de Hamburgo Robert Morat. Expusó posteriormente en las ediciones de Paris Photo 2010 y 2011.

Su universo es pura nostalgia y poesía. Detalles como una lata de bebida tirada en el suelo o unos globos mojados por la lluvia atados a un árbol, como si, después de la fiesta celebrada, quedara el olvido; Una piscina vacía, un lazo en un poste, o un simple reflejo en un charco son algunos de los sujetos de predilección de Jessica.

No sólo sabe encontrar la belleza y poesía en objetos de lo cotidiano, sino que además su visión del color añade un estilo íntimo y personal a su obra.

De sus comienzos, comenta : “Los primeros años, mientras asistía a Gisèle Freund(su mentora y con el tiempo, buena amiga, a la cual le dedicó e inspiró el libro One day in november) en París, me planteaba que tipo de encargos me interesaban, moda, o retrato etc, pero me dí cuenta, tras un retiro en silencio para reflexionar sobre cómo iba a enfocar mi carrera, que lo único que me interesaba era mi trabajo personal. Cuando terminé mi proyecto Jesus and the cherries, fui en busca de editor, con mi maleta llena de fotografías, hasta que algúno se interesara. Era eso o abandonar la fotografía. ¡Afortunadamente encontré un editor maravilloso!”

Después de su primera publicación Jesus and the Cherries sobre el pueblo en Polonia donde solía ir de vacaciones en verano con su familia, vinieron cuatro libros más, One day in november, What still remains, One day, I wanted to see the world y otro que está en proceso.

Si sois amantes de los buenos libros de fotografía, os aconsejo descubrir el universo de Jessica Backhaus. ¡Yo, personalmente, ya los tengo todos!

 

Anuncios

El Congo rosado de Richard Mosse

A primera vista la serie documental Infra de Richard Mosse (31 años) podría ser otro proyecto más pasado por photoshop con el objetivo de conseguir una estética original. Nada más alejado de la realidad.

El proyecto es el resultado de cuatro viajes de seis semanas a una de las zonas más peligrosas del Congo, utilizando película infrarroja (originalmente creada por los militares para poder identificar los uniformes de camuflaje en terrenos verdosos).

Es curioso ver que los soldados “rebeldes” aparecen descubiertos en verde, contrastando con el rosa del follaje, mientras que los oficiales superiores aparecen en rosa…invisibles al enemigo.

Las imágenes de Mosse constituyen una nueva visión de la fotografía documental, segun el propio autor : “Este proyecto nació de la idea, intuitiva y absurda, de plantear una nueva formulación de la fotografía documental, la cual considero cada vez más como obsoleta. Con el paso del tiempo descubrí que algunas situaciones específicas del contexto actual del Congo concordaban perfectamente con la manera que la película infrarroja me hacía ver el mundo. De una manera perversa, ésto empezó a liberarme, a obligarme a realizar imágenes documentales las cuales quería justamente poner en duda. De esta forma me convertí en lo que precísamente temía”.

Si este autor os interesa,  su libro ya está a la venta : Infra (Apertura, edición Grand Public, marzo 2012, 40 €, 136 páginas)