Let’s sit down before we go

Bertien van Manen (Países Bajos, 1942) ha dedicado toda su trayectoria fotográfica a retratar lo cotidiano desde la intimidad.

Empezó su carrera en moda, pero atraída por el universo de Nan Goldin y Robert Frank decidió orientarse hacia un trabajo más personal.

En su primera publicación, “A hundred summers, a hundred winters” (1994) Bertien recorre la Unión Soviética durante tres años fotografiando momentos del día a día con su cámara automática no profesional, desarrollando un estilo amateur que le permite una mirada más íntima de sus personajes : “Viajar por Rusia en aquella época con Nikon o Leicas caras era buscarse problemas. Mis cámaras son consideradas como juguetes inofensivos, y de ésta forma me consideran como una amiga turista que le gusta hacer fotos”.

En su segunda publicación, “East wind, west wind” nos ofrece su visión de China, cuya cultura está centrada en el concepto de unidad familiar impenetrable, y de nuevo nos sorprende la intimidad, cercanía y empatía con la que nos transmite su experiencia.

En su penúltimo libro, “Give me your picture” Bertien recorre Europa y realiza todo un trabajo íntimo y documental sobre el lugar que nuestras fotos de familia ocupan en nuestros vidas y hogares. Un trabajo sobre el lugar que cada uno concede a su memoria.

“Let’s sit down before we go” (en referencia a una vieja costumbre rusa de sentarse a charlar un rato antes de un largo viaje, reflexionando de qué harán y por qué), está constituido por imágenes realizadas entre 1991 y 2009 en Rusia, Moldavia, Kazastan, Uzbekistan, Ucrania, Tatarstan y Georgia. Editado por  Stephen Gill.

Un nuevo “álbum” de fotografías, como a Bertien le gusta definir sus libros, como auténticos álbumes de familia, llenos de momentos íntimos, sin dramatismo alguno, sin juzgar, pero con complicidad.

“Let’s sit down before we go”(2011,  Mack Books)