La Imagen Amante

« _¿Por qué me has fotografiado tanto ?

_No tengo la impresión de haberte fotografiado tanto. Probablemente te he fotografiado menos de lo que me hubiera gustado. De hecho, no sé por qué te fotografío…quizás porque no puedo acariciarte, pero ni siquiera te he preguntado si podía acariciarte…

_Esta idea me horroriza…

_Ves : Es más fácil preguntarte si se te puede fotografiar que si se te puede acariciar…Te fotografío como si hiciera una provisión de tí, en previsión de tu ausencia. Estas fotografías son a mi deseo como una garantía o fianza : ni siquiera sé si las ampliaré o sacaré copias, pero si un día, por el hecho del amor, tu ausencia se me hiciera insoportable, pues bien, sé que podré hacer uso de este pequeño carrete, y revelar entonces tu imagen para acariciarte, pero sin asustarte, o para hechizarte… Cuentan que para hacer que alguien que nos rechaza se enamore de nosotros, basta con dejar debajo de su cama una manzana verde llena de clavos y dejarla podrirse con el tiempo. La fotografía es una manipulación similar, como un sortilegio que te mando : haciéndote la fotografía te lío a mí si quiero, te hago entrar en mi vida, te asimilo un poco, y tu no puedes hacer nada respecto a ello… »

Hervé Guibert. Textos sobre Fotografía publicados en Le Monde (1977).

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: